Explicación sobre los boletos de tren.

Un boleto de tren es un documento de viaje válido para un viaje entre dos ciudades.

Básicamente, hay dos tipos de boletos de tren en Europa: los boletos que incluyen una reserva y los boletos que no incluyen reserva, también denominados boletos abiertos. Es importante que conozca los detalles de estos boletos; por eso, haremos un repaso.

Primero, los boletos de tren que incluyen una reserva. Pueden ser de dos formas: un único documento combinado o un boleto que se emite con una reserva por separado. El documento único que incluye tanto el boleto de tren como la reserva indica específicamente el número de tren, el horario del tren, el número de coche y el número de asiento que le fue asignado. Estos boletos generalmente se emiten para trenes de alta velocidad como TGV, Eurostar, Thalys, etc. Estos boletos son válidos únicamente para el tren especificado y usted debe ocupar el asiento que le fue asignado específicamente. No puede utilizar estos boletos de tren para abordar otro tren, ni siquiera para la misma ruta, y no puede bajar del tren durante el recorrido.

En el caso de los boletos de tren con reservas por separado, recibirá dos documentos de viaje diferentes: el boleto abierto y una reserva independiente. La parte de la reserva funciona igual que en el caso anterior: es válida para un tren específico únicamente y también se le asignará un asiento específico. La parte de la reserva de su boleto de tren se puede utilizar únicamente junto con el boleto de tren abierto para esa ruta. Por otra parte, lo opuesto no tendrá validez. Si por algún motivo no puede utilizar la parte de la reserva de su boleto de tren (en caso de perder el tren, de extraviar la reserva o simplemente por cambio de planes), el boleto abierto permanecerá vigente. Podrá comprar una nueva reserva independiente para tomar un tren que requiera reservas o utilizar la parte del boleto abierto que ya posee para tomar el tren con la misma ruta “según la reserva” o un tren que no requiera realizar una reserva. Para más información sobre reservas y los distintos tipos de trenes que recorren Europa, lea nuestro artículo “Explicación sobre las reservas”.

Ahora, con respecto a la segunda categoría de boletos de tren: los boletos que no requieren una reserva, también conocidos como boletos abiertos. Estos boletos son válidos para una ruta específica y se pueden utilizar para tomar cualquier tren que recorra la ruta que no requiera realizar una reserva. Son bastante flexibles porque usted puede decidir qué tren tomar después de comprar los boletos. Con los boletos abiertos, no tendrá un asiento asignado. Puede sentarse en cualquier asiento disponible en la clase de servicio correspondiente al boleto adquirido. Tenga en cuenta que estos tipos de boletos generalmente no se ofrecen al mismo tiempo para la misma ruta. En la mayoría de los casos, y de acuerdo a la ruta que tomará, obtendrá un boleto con reserva incluida o un boleto abierto y una reserva o solamente un boleto abierto. En la mayoría de los casos, no tendrá mayor opción, pero esto le ayudará a entender qué clase de boleto podrá recibir ya que las condiciones de uso varían sutilmente.

Ahora que hemos repasado los diferentes tipos de boletos de tren que puede obtener, revisemos las maneras de obtenerlos. A diferencia de los pasajes aéreos, no todos los boletos de tren se pueden emitir electrónicamente. Los boletos comprados a través de Rail Europe se pueden emitir de alguna de las siguientes tres maneras:

  • Boleto impreso en papel: Rail Europe imprime el boleto se físicamente y se lo envía a usted por UPS antes de que parta hacia Europa.
  • Boleto electrónico para imprimir en casa: el boleto de tren se emite como un archivo pdf, el cual debe imprimir con cualquier impresora antes de abordar el tren.
  • Boleto electrónico para imprimir en la estación: se genera un número de boleto electrónico y se le informa al momento de la compra. Luego, todo lo que tiene que hacer es imprimir su boleto en papel en la estación de tren utilizando un quiosco de autoservicio antes de la partida del tren.

Independientemente del método de envío que elija, deberá presentar físicamente su boleto de tren al inspector a bordo cuando se realicen los controles o cuando llegue a la estación para determinados trenes como los de Eurostar. En todo caso, la factura por correo electrónico de Rail Europe no es un documento válido como boleto de tren. Revise nuestra sección sobre métodos de envío para conocer todos los detalles y posibles opciones relacionadas con su documento de viaje.